AGUA

Sin agua hay poco que hacer, ya que es el principal factor limitante en la agricultura. 

El aspecto clave en la gestión del agua no es tanto la cantidad de lluvia o riego que recibe un campo, sino la capacidad del suelo para infiltrar y retener esa agua. 

El agua debe estar disponible constantemente y en cantidades adecuadas para que las plantas realicen todas sus funciones fisiológicas según sean requeridas. 

La falta de agua detiene la fotosíntesis, y el exceso puede llevar a condiciones anaeróbicas en el suelo, lo que favorece la proliferacion de microorganismos perjudiciales, y la volatilización de nutrientes como el nitrógeno, el fósforo y el azufre.

Al entrar el agua en contacto con el suelo, deben ocurrir dos cosas:

(A) Debería infiltrarse gradualmente a través del perfil del suelo, primero mediante una absorción y flojo eficiente, para luego ser retenida en el suelo hasta su saturación, y finalmente ser liberada hacia los acuíferos subterráneos.[1]

(B) Regresar a la atmósfera a través de la transpiración de las plantas, y no mediante la evaporación desde la superficie del suelo. [2]

En la agricultura, lo que queremos es que el suelo pueda infiltrar, retener y liberar toda la humedad disponible de manera eficiente. 

Para que la fase terrestre del ciclo hidrológico natural funcione correctamente deben cumplirse los siguientes criterios:

 

(1) La superficie del campo de cultivo tiene que estar siempre protegida con una capa de mantillo (restos de la cosecha anterior) o con vegetación (cultivos de cobertura) para así aislar o sombrear el suelo, reduciendo las fluctuaciones de temperatura y limitando la evaporación.

 

(2) La tierra debe tener una estructura porosa con un nivel adecuado de agregación de particulas para permitir que la humedad entre en el suelo y se infiltre con facilidad, y una ausencia de zonas de compactación para no impedir el flujo natural del agua a través de su perfil.

(3) La tierra debe contener un alto contenido de materia orgánica y/o sustancias húmicas que actuaran como esponjas reteniendo esa humedad.

Arado en clave de contorno o  arado keyline

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Shopping Cart